¿Quién crea tu felicidad?

La felicidad depende más de la forma en que gestionas las circunstancias que la vida te da, que de las circunstancias mismas.

Tus hábitos de pensamiento y tu forma de ver la vida también afectan tu felicidad y normalmente no eres consciente de estos.

Hábitos de pensamiento que afectan el flujo de tu felicidad.  

Quejarte de tus dificultades  

Es un hábito inconsciente que te impide verlas como oportunidades de aprendizaje y crecimiento.

De esta manera terminas sintiéndote víctima y entregando tu poder a las situaciones.

Mantenerte en el pasado o el futuro  

Entrena tu mente a vivir en el presente. Introduce el hábito detenerte para respirar conscientemente por espacios de un minuto, durante el desarrollo de tu día a día.

La tendencia de la mente es siempre mantenerte o en la frustración del pasado o en la ansiedad por el futuro. Si te enfocas en el instante presente tendrás la opción de ser creador de una nueva realidad.

Enfocarte en lo que no tienes  

Es una estrategia de tu mente que te mantiene en estado de escasez permanente.

Practica la gratitud por todo lo que acontece en tu vida, sin juzgarlos de buenos o de malos.

El acto de la gratitud contribuye a la felicidad, al optimismo y promueve relaciones sanas.

“Ni tu peor enemigo puede hacerte tanto daño como tus propios pensamientos” 

Buda