Sin sombras no hay descubrimiento

Que tengamos un lado oscuro en nuestro ser no quiere decir que sea un lado malo.

El problema aparece cuando nos polarizamos en las criticas y juicios viendo siempre lo malo en los demás. Porque nos perdemos de la posibilidad de trascender lo que hay oculto en nosotros y equilibrar los opuestos.

Se trata de comprender que ni el que piensa o actúa diferente a nosotros tiene razón, como tampoco nosotros tenemos razón. Cada uno tiene una verdad que nos complementa y nos ayuda a descubrir la luz en nuestras sombras.

¿Qué pasa cuando criticamos el éxito de otra persona?

Activamos la energía de la envidia. Pero si aplicamos la observación consciente, podemos ver que estamos proyectando falta de reconocimiento de esas cualidades que en nosotros.

Inconscientemente sabemos que poseemos cualidades y capacidades para lograr nuestro propio éxito.  Pero creencias y formas de pensar nos han limitado para alcanzarlo.

Hay que prestar atención a las situaciones o conductas de otras personas que rechazamos en exceso, son una señal de proyección de nuestra propia sombra.

Evitar la justificación nos ayuda a ver las creencias con las cuales hemos estado actuando en incoherencia y conflicto.

Actuemos como observadores conscientes de nuestro entorno y nuestras relaciones, porque son los espejos que nos permiten ver lo que el ego no quiere que veamos.

“Si quieres ser lo mejor prepárate para ver primero lo peor, sin sombra no hay descubrimiento”