¡Las crisis no dañan, TRANSFORMAN!

“Tengo miedo de volar dijo la oruga a la mariposa…

Es natural temer a lo desconocido y sabio comprender que las crisis no dañan, TRANSFORMAN.

No obstante, cuando la oruga recibe la señal biológica de detener su movimiento y su instinto de comer, ella confía, sigue su naturaleza interior y se entrega a su proceso de transformación.

Sabe que estará inmóvil y vulnerable, pero no lucha, no protesta, ni se victimiza, porque es honesta con su propósito. Se entrega a su proceso con mansedumbre y generosidad, consciente de su indefensión.

Se encierra en la oscuridad su la crisálida y experimenta pacientemente la transformación silenciosa que le dará el júbilo de volar en libertad.

La vida nos ofrece crisis para desarrollar habilidades. Nos da señales a través de experiencias que llamamos dolorosas para que las alumbremos desde nuestro interior y demos nacimiento a un nuevo estado de conciencia, a un nuevo estado de ser, de estar y de relacionarnos.

A diferencia de la mariposa, nos dejamos llevar por la mente y el ego que buscan salidas o soluciones que nos alejen de la incomodidad, impidiendo el nacimiento de ese nuevo estado.

¿Pero qué pasaría si como la oruga, confiáramos, nos detuviéramos, guardáramos silencio y nos entregáramos con generosidad a vivir los procesos que nos regalan las crisis?

1-   Dejaríamos de sentirnos víctimas, para hacernos conscientes de que tenemos información y programas que nos condicionan inconscientemente y tomaríamos acción para el cambio.

2-   Tomaríamos conciencia de que todo ocurre dentro de cada uno, por lo tanto, dejamos de culpar a los demás, los liberaríamos y nos liberaríamos.

3-   Estaríamos más atentos a nuestras proyecciones para sanar nuestras percepciones.

4-   Abandonaríamos el juicio, la adicción más tóxica y destructiva.

5-   Abrazaríamos las crisis como posibilidades de transformación

Si no vuelas serás infeliz porque tendrás que renunciar a muchas cosas, entre ellas a tu libertad y eso te hará depender de los demás. Respondió la mariposa a la oruga!

María Helena
Bridgman

Maria Helena Bridgman

Maria Helena Bridgman

Asesora de vida, Maestra Certificada en Pedagogía y Bioneuroemoción® y Especialista en gestión emocional, con más de 16 años de estudio, experiencia, práctica y coach de bienestar emocional.
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on telegram