Libertad emocional

La noticia que cambió mi vida la recibí el día en el que la frustración y el dolor tocaron de nuevo a mi puerta. 

Me di cuenta que lo que había estado viviendo hasta ese momento era un sueño repetido del que quería salir. 

Sabía que había más que lo que me habían enseñado que era la vida y estaba dispuesta a encontrar lo que había al otro lado de ese “valle de lágrimas y sufrimiento”.

No es que nos falte inteligencia para darnos cuenta de que algo no anda bien en nuestra vida. Lo que nos ha faltado es información para comprender que cada experiencia dolorosa que repetimos, nos está hablando de información inconsciente que necesita ser integrada.

¿Qué pasó por ejemplo si vimos “sufrir” a nuestra madre por la infidelidad de nuestro padre y/o a otras mujeres en nuestro entorno vivir la misma experiencia?

Fácilmente desarrollaremos la creencia de que no podemos confiar en los hombres, que todos son iguales, etc.

Estas creencias se instalan en nuestro inconsciente, alterando la forma en la que percibimos a los hombres, cómo nos relacionamos con ellos y con nosotras mismas.

Esto es lo que vamos proyectando en nuestras relaciones y nos impiden ver la incoherencia con la que estamos experimentado nuestra vida.

Nuestra pareja y nuestras relaciones en general son complementos que nos reflejan ciertos rasgos de nuestra personalidad que no reconocemos como propios.

El momento en el que podemos observar cuan rígidos somos en nuestras creencias y en nuestra forma de pensar nos va abriendo a un nuevo panorama y a experimentar nuevas posibilidades que generen nuevas experiencias.

Cuando te abres a explorar nuevos conocimientos que te acerquen a la comprensión de ti mismo, todo cambia.

Comienza con el deseo auténtico y la determinación por hacerlo y lo demás va llegando en forma natural.

Mi experiencia descubriendo y aprendiendo como crear una nueva vida en libertad emocional fue un largo camino en solitario, que tu no tienes que hacer.

Como asesora de vida te acompaño con todo un proceso integrado y probado durante más de seis años de consulta en línea.

Lo más difícil ya lo has vivido, procesarlo e integrarlo a tu vida es el siguiente paso.

María Helena Bridgman