Categorías
Curiosidades educativas Transformación personal

Escribir para sanar

No necesitas experiencia como escritor, incluso no necesitas amar la escritura, sólo necesitas es una mente abierta y el deseo consciente de escribir para sanar.

Recurso terapéutico

Escribir para sanar es un recurso terapéutico usado por psicólogos y psiquiatras con resultados ampliamente documentados.

Se ha observado que llevar un diario puede aliviar el trauma, fortalecer el sistema inmunológico y mejorar la confianza en sí mismo.

Sobrevivientes de trauma han encontrado en un bolígrafo y un cuaderno, las herramientas idóneas para avanzar en sus procesos de sanación, mejorar la resiliencia y devolver el equilibrio a un sistema nervioso descontrolado.

Los expertos dicen que cualquier persona puede utilizar el poder de la palabra escrita para mantener la salud física, mental y emocional.

Entrénate

Escribir es otra habilidad que puedes entrenar. Toma tu tiempo para reflexionar a cerca de tus vivencias, pensamientos, sentimientos y emociones, y plasmar todo lo que va aflorando, sin juzgar lo que allí consignes de bueno o malo. Simplemente escribe.

Puede ser más efectivo escribir a primera hora de la mañana o justo antes de acostarte. Si no has tenido experiencia con la escritura, inténtalo desde la curiosidad probando con diferentes estilos, simplemente para conectar con tu punto de dolor o de trauma.

Explora estilos comunes

Diario de gratitud: escribe sobre aquello por lo que estás agradecido. Podría ser una lista, que te lleve a un nivel más profundo.

Diario reflexivo: escribe sobre tus experiencias y describe tus sentimientos al respecto.

Diario de viaje: lleva contigo un diario especial mientras viajas, como una forma de documentar tus vivencias.

Diario visual: combina palabras con arte o dibujos. Crea ilustraciones en el lado izquierdo de la página y escribe algo en el lado derecho.

Diario de alimentos: te ayuda a visualizar la ingesta de alimentos, para controlar la pérdida o ganancia de peso. También puedes usarlo para documentar cualquier reacción alérgica a los alimentos o emociones relacionadas con los hábitos alimenticios.

La clave para un diario exitoso está en la regularidad con la que se escribe. Debe establecerse como un hábito en tu rutina diaria.

Sólo hay una regla al escribir para sanar: la regla de los tres días.

Cuando tu mente esta enfocada en una situación o un pensamiento por más de tres días consecutivos, es el momento de escribir a cerca de ese tema.

Escribir en estilo drama, poesía, ficción, ensayos, cartas no enviadas, listas o memorias de trauma, sea que se publiquen o no, tienen valor terapéutico.

Además del diario, la prosa y la poesía, también puedes contar una historia bella sobre algo terrible. Esto es poderosamente transformador.

Ten presente que tu no estás escribiendo sólo para ti. Si estás escribiendo con el pensamiento de que luego otros lean tus palabras, debes ser completamente honesto contigo mismo.

También tú te beneficiarás con la autorreflexión que ofrece el diario.

Olvídate de la perfección

No te preocupes por una puntuación, ortografía o gramática perfectos. Lo más importante es establecer hábitos que faciliten tu conexión con la escritura para sanar.

Cuando experimentes pensamientos, sentimientos y emociones que te generen ansiedad, escribe. Si algo que alguien dijo o hizo te sigue perturbando, escribe. En esos momentos en los que la mente no para de producir pensamientos disrruptivos, toma papel y lápiz y escribe.

También puedes elegir una hora del día y establecer un lugar consistente donde escribirás sin interrupciones durante al menos 20 minutos.

Antes de iniciar, dedica un momento para centrarte y conectar con tu Ser, ya sea mediante una breve meditación o tomando algunas respiraciones conscientes.

Tómate unos minutos para pensar en tu tema y luego permite que todo fluya a través de tu mano y plásmalo en el papel, tal y como salga.

Escribir para sanar literalmente salva vidas, solo tienes que encontrar una manera de expresar lo que tu alma quiere decir.