Categorías
Salud mental y emocional

Estrés, miedo y decisiones ¿Te construyen o te destruyen?

Nos programaron para percibir el estrés, el miedo y las decisiones como agentes causantes de dolor, sufrimiento y fracaso. Y aprendimos a responder suprimiéndolos, evadiéndolos o negándolos.

Esto es lo que produce consecuencias como la ansiedad, la depresión, problemas en las relaciones y otras enfermedades.

El estrés nos sirve cuando lo abrazamos y nos detenemos a mirar de dónde viene, qué nos está señalando, qué es aquello que debemos atender en lugar de evadirlo. 

Esta técnica nos ayuda a convertir el estrés en un verdadero recurso que potencia el desarrollo de nuevas alternativas para gestionar las perturbaciones que lo exacerban.

  • Nos mueve siempre a la acción.
  • No viene de fuera, lo crea nuestra mente, por lo tanto, se resuelve desde la mente.
  • Nos da la capacidad de hacer esfuerzos extraordinarios para obtener logros y enfocar nuestros esfuerzos en función de lo que realmente queremos.

Cuando choquemos con la pared del miedo, en primer lugar, saber que lo que nos paraliza no es el miedo, sino el deseo enorme de lograr lo que más deseamos en la vida.

Entonces lo abrazamos con bondad y sin juzgarlo para llevarlo como copiloto de nuestro viaje.

  • Estará ahí para orientarnos en el camino que debemos recorrer para alcanzar eso más queremos.
  • Para prevenirnos y advertirnos de peligros.
  • Nos centrará en nuestros propósitos y hará que revelemos potenciales y creatividad que sin el jamás aflorarían.

El 90% de lo que tememos que suceda nunca pasa y el 10% restante no es nada de lo que esperabas.

Cada decisión nos enfrenta a una dicotomía interna que surge en primera instancia de lo hay en nuestra naturaleza más visceral y nuestros instintos.

Todo lo que está regido por nuestra corporalidad o el instinto más arcaico conectado con las funciones del cerebro límbico y el tallo cerebral.

En segunda instancia interviene ese constructo mental que está regido por creencias.

Entra en juego la confrontación entre lo que queremos hacer y lo que deberíamos hacer. O “lo correcto” en relación con las funciones del neocórtex y el córtex prefrontal que sopesan la toma de decisiones desde la cognición o mente consciente.

Lo que hace que limitemos nuestra intuición, así como la capacidad de identificar y expresar lo que sentimos y queremos.

Es por esto que a la hora de tomar decisiones queremos conectar con nuestro corazón, con nuestra intuición antes de que intervenga la cabeza.

Decidamos desde nuestra coherencia y paz interiores, sabiendo que ninguna decisión será buena o mala. Simplemente será una decisión.

¡Estos tres elementos propios de la vida son recursos para conectar con nuestro verdadero poder interior!

Categorías
Relaciones conscientes

Cambiar creencias nos conecta con la felicidad

“No nací para ser feliz” Claramente no es verdad. Ni un bebé recién nacido, ni un niño en su infancia pone condiciones para disfrutar su instante presente. Disfrutan porque son naturalmente felices.

Cambiamos nuestro estado natural por la programación de juicios y creencias basados en la escasez, el miedo, el dolor y el sufrimiento que nos condicionaron a buscar la felicidad fuera.

Con angustia por el pasado y ansiedad por el futuro agotamos nuestra energía vital. Buscamos tener control y seguridad, olvidamos que la vida es incierta y que nada controlamos.

No es una sorpresa que en medio de esta dinámica terminamos creando relaciones disfuncionales que no podemos gestionar.

La soluciones asertivas comienzan por atender nuestro sistema de creencias, estructura que soporta las justificaciones con las que nos mantenemos en relaciones tóxicas.

Nuestra responsabilidad es observar conscientemente esas justificaciones, porque detrás de cada una hay una creencia limitando nuestra libertad emocional

Cambiar creencias nos conecta con la felicidad, nos ayuda a salir del miedo e ir cambiando nuestra forma de pensar. Facilita soltar el apego emocional, dejar de esperar que la pareja cambie y es el camino para abandonar el victimismo.

Ni el amor es una jaula, ni la libertad es estar solo.

El amor es la libertad de volar acompañado, es dejar ser sin poseer. García Márquez

¡Somos los arquitectos de nuestra vida y tenemos el poder de elegir qué vida queremos crear!

Categorías
Transformación personal

¡Las crisis no dañan, TRANSFORMAN!

“Tengo miedo de volar dijo la oruga a la mariposa…

Es natural temer a lo desconocido y sabio comprender que las crisis no dañan, TRANSFORMAN.

No obstante, cuando la oruga recibe la señal biológica de detener su movimiento y su instinto de comer, ella confía, sigue su naturaleza interior y se entrega a su proceso de transformación.

Sabe que estará inmóvil y vulnerable, pero no lucha, no protesta, ni se victimiza, porque es honesta con su propósito. Se entrega a su proceso con mansedumbre y generosidad, consciente de su indefensión.

Se encierra en la oscuridad de su crisálida y experimenta pacientemente la transformación silenciosa que le dará el júbilo de volar en libertad.

La vida nos ofrece crisis para desarrollar habilidades. Nos da señales a través de experiencias que llamamos dolorosas para que las alumbremos desde nuestro interior y demos nacimiento a un nuevo estado de conciencia, a un nuevo estado de ser, de estar y de relacionarnos.

A diferencia de la mariposa, nos dejamos llevar por la mente y el ego que buscan salidas o soluciones que nos alejen de la incomodidad, impidiendo el nacimiento de ese nuevo estado.

¿Pero qué pasaría si como la oruga, confiáramos, nos detuviéramos, guardáramos silencio y nos entregáramos con generosidad a vivir los procesos que nos regalan las crisis?

1-   Dejaríamos de sentirnos víctimas, para hacernos conscientes de que tenemos información y programas que nos condicionan inconscientemente y tomaríamos acción para el cambio.

2-   Tomaríamos conciencia de que todo ocurre dentro de cada uno, por lo tanto, dejamos de culpar a los demás, los liberaríamos y nos liberaríamos.

3-   Estaríamos más atentos a nuestras proyecciones para sanar nuestras percepciones.

4-   Abandonaríamos el juicio, la adicción más tóxica y destructiva.

5-   Abrazaríamos las crisis como posibilidades de transformación

Si no vuelas serás infeliz porque tendrás que renunciar a muchas cosas, entre ellas a tu libertad y eso te hará depender de los demás. Respondió la mariposa a la oruga!

María Helena
Bridgman

Categorías
Psicoterapia

¿Temes atender tu dolor emocional?

Nunca ha sido fácil tomar la decisión de buscar ayuda terapéutica o asesoría de vida, a pesar de encontrarnos repitiendo conflictos, viviendo en sufrimiento, con estrés y desesperación de manera permanente. Muchas veces no sabemos cómo atender nuestro dolor emocional

En cambio optamos por enfocarnos en las necesidades de la familia, el trabajo y de otras personas, como recurso para darle sentido a nuestra vida.

Nos damos toda clase de excusas para mantener nuestro estilo de vida, para proteger nuestra vulnerabilidad y evitar abordar esos temas difíciles, desagradables y dolorosos que nos afectan profundamente y que no se resuelven por sí solos.

Recibir asesoría de vida, terapia, o la ayuda idónea para encontrar la forma de gestionar, comprender y resolver tus conflictos y tu estrés constantes, es una decisión de vida.

Atiende tu dolor emocional, busca un profesional de la ayuda que te brinde el acompañamiento apropiado para ti.

Es ideal que tu terapeuta te ayude a:

Identificar la programación inconsciente que te lleva a conflictos repetitivos, sufrimiento, estrés y desesperación.

Entrenar tu mente, tu sistema de pensamientos y creencias.

Abandonar el victimismo y conectes con tu poder interior.

Aprender a regular y gestionar tus emociones y el estrés.

Deseo que tengas más claridad para comenzar a atender tu dolor emocional.

María Bridgman

Tu coach de vida