Categorías
Salud mental y emocional

Estrés, miedo y decisiones ¿Te construyen o te destruyen?

Nos programaron para percibir el estrés, el miedo y las decisiones como agentes causantes de dolor, sufrimiento y fracaso. Y aprendimos a responder suprimiéndolos, evadiéndolos o negándolos.

Esto es lo que produce consecuencias como la ansiedad, la depresión, problemas en las relaciones y otras enfermedades.

El estrés nos sirve cuando lo abrazamos y nos detenemos a mirar de dónde viene, qué nos está señalando, qué es aquello que debemos atender en lugar de evadirlo. 

Esta técnica nos ayuda a convertir el estrés en un verdadero recurso que potencia el desarrollo de nuevas alternativas para gestionar las perturbaciones que lo exacerban.

  • Nos mueve siempre a la acción.
  • No viene de fuera, lo crea nuestra mente, por lo tanto, se resuelve desde la mente.
  • Nos da la capacidad de hacer esfuerzos extraordinarios para obtener logros y enfocar nuestros esfuerzos en función de lo que realmente queremos.

Cuando choquemos con la pared del miedo, en primer lugar, saber que lo que nos paraliza no es el miedo, sino el deseo enorme de lograr lo que más deseamos en la vida.

Entonces lo abrazamos con bondad y sin juzgarlo para llevarlo como copiloto de nuestro viaje.

  • Estará ahí para orientarnos en el camino que debemos recorrer para alcanzar eso más queremos.
  • Para prevenirnos y advertirnos de peligros.
  • Nos centrará en nuestros propósitos y hará que revelemos potenciales y creatividad que sin el jamás aflorarían.

El 90% de lo que tememos que suceda nunca pasa y el 10% restante no es nada de lo que esperabas.

Cada decisión nos enfrenta a una dicotomía interna que surge en primera instancia de lo hay en nuestra naturaleza más visceral y nuestros instintos.

Todo lo que está regido por nuestra corporalidad o el instinto más arcaico conectado con las funciones del cerebro límbico y el tallo cerebral.

En segunda instancia interviene ese constructo mental que está regido por creencias.

Entra en juego la confrontación entre lo que queremos hacer y lo que deberíamos hacer. O “lo correcto” en relación con las funciones del neocórtex y el córtex prefrontal que sopesan la toma de decisiones desde la cognición o mente consciente.

Lo que hace que limitemos nuestra intuición, así como la capacidad de identificar y expresar lo que sentimos y queremos.

Es por esto que a la hora de tomar decisiones queremos conectar con nuestro corazón, con nuestra intuición antes de que intervenga la cabeza.

Decidamos desde nuestra coherencia y paz interiores, sabiendo que ninguna decisión será buena o mala. Simplemente será una decisión.

¡Estos tres elementos propios de la vida son recursos para conectar con nuestro verdadero poder interior!

Categorías
Gestión emocional

Sin gestión emocional no se supera el malestar

Toda alteración en el equilibrio natural de la tu vida nace de una emoción, por lo tanto sin gestión emocional no se supera el malestar.

Vivimos en una sociedad empecinada en eliminar el malestar y generar seguridad en un mundo incierto, cambiante y volátil.

Nos han hecho creer que para sostener esta “seguridad” tenemos que enfocar nuestra energía vital en la creación de bienestar físico y material.

Así aprendimos a vivir entre el miedo y el estrés de manera permanente. Esto genera malestar mental, físico y emocional. 

Atender el malestar implica el reconocimiento de nuestro mundo emocional  y del poder que tiene en nuestro bienestar integral.

Implica desarrollar nuevas habilidades que nos permitan conectar con nuestros potenciales. 

Gestionar nuestro mundo emocional, es un viaje de autoconocimiento, que nos permite hacer cambios conscientes en nuestras creencias y formas de pensamiento. 

El malestar se supera cuando entramos en contacto con nuestro lado doloroso y oscuro, a fin de iluminarlo desde una mirada comprensiva.

Gestionar nuestra emociones nos permite fluir con la incertidumbre y el cambio desde la responsabilidad, la lealtad y el amor a nosotros mismos.

Esta es una forma gentil y segura de generar cambios trascendentes y permanentes que favorezcan nuestro bienestar.

Restaurar nuestro equilibrio natural, gestionar pensamientos, sentimientos y emociones desestabilizantes, puede requerir el acompañamiento de un profesional de la ayuda. 

Acciones que puedes implementar para comenzar a equilibrarte:

  • Elige mantener tu mente en el presente
  • Ejercita tu cuerpo de acuerdo a tus posibilidades.
  • Ten una práctica espiritual que te conecte con la divinidad.
  • Conecta con las necesidades de tu cuerpo, más que con el antojo a la hora de comer.
  • Practica por un minuto y varias veces al día la respiración consciente.

¡Recuerda que sin acción no hay cambio!

 

 

Categorías
Ser padres

Nuestra responsabilidad es hacerlo mejor

Sanar nuestras heridas emocionales de la infancia, debe ser nuestra responsabilidad consciente, si queremos liberarnos del dolor y crear vidas plenas.

Si nuestros padres hubieran sabido cómo hacerlo lo habrían hecho mejor. No obstante esas heridas y traumas de la infancia determina la forma en que respondemos a la vida en el presente.

Una forma de búsqueda inconsciente de resolución a estos traumas es relacionarnos con personas que nos hagan daño en la forma que fuimos heridos cuando éramos niños.

Es como si los cables en nuestro cerebro se hubieran cruzado cuando estos eventos ocurrieron y olvidamos como expresar amor y crear relaciones en respeto.

En cambio, desarrollamos características de personalidad que llamamos defectos, que, en realidad son expresiones de una herida abierta que no sabemos cómo curar.

Por eso es tan importante la auto indagación emocional, la auto observación en esos momentos en los que estamos repitiendo ciertos dramas en nuestra vida, para poder gestionarlos y re-programarnos conscientemente .

Ponernos a un lado del drama, ver el trauma, sentirlo y preguntarnos con calado y con hondura:

¿Qué es lo que estamos haciendo para atraer personas que actúen en la película de nuestra vida con drama?

¿Qué clase de persona estamos atrayendo a nuestra vida?

¿Personas que nos rechazan y critican? ¿parejas que no nos apoyan? ¿jefes que no nos valoran o ignoran? ¿Parejas que nos ignoran? ¿Cuáles son las conductas que hemos desarrollado para asegurarnos de que este drama continúe repitiéndose?

Luego preguntarnos: ¿quién fue esa persona importante en nuestra infancia que nos abandonó, rechazó o traicionó?

¿Qué personaje o figura importante nos desvalorizó y se negó a ayudarnos y apoyarnos cuando éramos niños?

Reconocer y comprender esta clase de eventos, nos ayuda a mirarlos de otra manera, a integrarlos y trascenderlos.

¡Nuestra responsabilidad es hacerlo mejor!

Categorías
Gestión emocional

Cambiar hábitos cambia tu carácter

Tu estilo de vida está definido por tu personalidad. Y tu personalidad se ha estructurado y se mantiene en base a la forma en la que piensas, sientes y reaccionas.

Por lo tanto, para llegar al cambio que deseas en cualquier ámbito de tu vida necesitas comenzar por entrenar tu forma de pensar.

Cambiar la información con la que alimentas tu cerebro es clave para cambiar los sentimientos y las emociones que producen los comportamientos que definen tu personalidad y estilo de vida.

Esto es renovarse desde el amor consciente. No hay fórmulas mágicas para lograrlo, pero sí acciones que producen magia. Cambiar hábitos, cambia tu personalidad.

1- Pregúntate: ¿Qué vas a hacer ahora con las emociones y reacciones habituales con las que respondes en tu día a día a tu pareja, a tu jefe o compañero de trabajo, a tus hijos o al trafico para dejar de generar los mismos conflictos?

Ahora imagina o visualiza una nueva respuesta. Tu cerebro que no hace la diferencia entre lo que imaginas y lo que haces comienza a generar una nuevas señales.

Genera nuevas ondas cerebrales que producen bienestar físico y emocional. Por eso decimos de solo imaginarlo ya me siento mejor.

2- Escribir o hacer listas produce resultados mágicos:

Identifica esos pensamientos recurrentes, perturbadores, agobiantes y escríbelos

Observa sin juicio tus comportamientos habituales que generan incomodidad tanto para ti como para los demás y escríbelos.  

Identifica y escribe las emociones que te perturban, te revuelven y desequilibran

Has tu lista una y otra vez hasta que comience a disminuir y a modificarse.

Tu mente te va decir muchas cosas para que no la saques de lo conocido. Por eso la magia está en ejercitarla enfocando la atención y la intención en el cambio que deseas.

De esta forma generas cambios en tu comportamiento y todo empieza a fluir de modo diferente.

Tu cuerpo comienza a responder a esa nueva energía. Te conviertes en creador consciente y responsable de tu libertad y bienestar físico, mental, espiritual y emocional. 

¡Cambiar hábitos cambia tu personalidad
y tu estilo de vida! 

Categorías
Ser padres

Disciplina a tu hijo desde el amor consciente

Mayormente no somos conscientes de cuánto miedo y creencias limitantes estamos proyectando en nuestras reacciones y formas de disciplinar a nuestros hijos.

Es durante la crianza de nuestros hijos, donde ponemos en marcha toda la programación y creencias, conscientes e inconscientes que recibimos y formamos a partir de nuestras experiencias y percepciones del mundo.

Esto nos ha llevado a enfocar nuestro rol de padres en la disciplina. No es que la disciplina sea mala. Lo importante es mirar desde donde estamos disciplinando a nuestros hijos, si desde el amor o desde el
miedo.

Te comparto algunos recursos que han ayudado a mis clientes a cambiar creencias y formas rígidas de pensamiento. A conocer y sanar la forma de percibirse a sí mismas y a su entorno. A fortalecer el equilibrio, la libertad emocional y las relaciones con sus hijos.

1- Estar dispuesta a entrenar tu capacidad de auto-observación. Abandonar el juicio y olvidarte del victimismo te hace vivir en el presente, el único instante donde tu cuerpo existe por lo tanto donde puedes ser creador.

2- Confiar en ti mismo, y en lo que ya has hecho y estás haciendo por tu hijo. Le brindará seguridad y confianza para asumir responsabilidad por sí mismo en libertad emocional. Y a ti te ayudará a abandonar la necesidad de control.

3- La nueva ciencia dice que solo un 17% de tu herencia genética afecta o define tu carácter, tu personalidad o el curso de tu vida. Así que tienes 83% de posibilidades para crear tu destino. Confía en ese inmenso potencial, en tu intuición y permite que la vida fluya.

4- Para sanar tu proyección es necesario sanar primero la forma en la que te percibes a ti y al mundo. La calidad de las emociones que creas en tu corazón determina la calidad de tus pensamientos, sentimientos y comportamientos.

La armonía, el bienestar y el equilibrio en tu vida y en tu entorno, están directamente relacionados con tu estado emocional, por lo tanto, lo que se gestiona no son los problemas y los conflictos sino tu mundo emocional.

El compromiso para el cambio que deseas en las relaciones con tus hijos es contigo misma. Deja de buscar soluciones fuera de ti.

Emprende el viaje del héroe con la determinación de llegar al encuentro con tu Ser y con la verdadera función de tu vida en esta tierra. No será fácil como tampoco quedarte donde estás. ¡La elección es tuya! 

Categorías
Gestión emocional Sentido de la vida

Desmitificando el personaje del ego

“El ego es un intento de la mente errada para que te percibas a ti mismo tal como deseas ser, en vez de como realmente eres. UCM

El ego es un personaje que nace de la experiencia de sentirnos separados de la unidad con nuestro padre creador y de nuestro verdadero ser.

Al perder esa conexión necesitamos crear valores para regirnos y aprendimos a definirnos.

Así aparecieron la culpa y el miedo, que el ego usa como defensas para resistirse al cambio y convencernos de que todo lo que nos ocurre viene de afuera.

Por eso vamos por el mundo mostrándonos de tal manera que agrademos, que encajemos, que no nos juzguen, y eso estresa, desgasta, produce infelicidad y enferma.

El ego no es el protagonista de nuestra vida, tampoco es necesario tenerlo de amigo, mucho menos tenemos que atacarlo, controlarlo o suprimirlo.

Sólo tenemos que observar sus ideas y abandonarlas si no representan la mejor posibilidad que deseamos experimentar.

Para desmitificar el personaje de ego, comencemos por dejar de sentirnos ofendidos por las acciones o comportamientos de terceros.

Exploremos lo que pasa si quitamos el “me” a lo que percibimos como ataque: “me criticó” criticó, “me gritó” gritó, “me insultó” insultó.

Evitemos pensar en términos de pérdida o ganancia, el universo es equilibrio, perfecta armonía y abundancia para todos.

Es inútil desgastarnos buscando tener siempre la razón, somos seres emocionales y son las emociones las que impulsan nuestras decisiones.

Somos seres únicos viviendo una experiencia que nuestra alma eligió para su crecimiento.

Los vacíos del ser no se llenan con el tener, desconectarnos de lo no esencial nos conecta con la felicidad que ya tenemos.

Categorías
Gestión emocional

Libertad emocional

Verme de nuevo experimentado el mismo conflicto, la misma frustración y el mismo dolor, fue un día clave en mi vida para darme cuenta de que no vivía en libertad emocional.

No es que nos falte inteligencia para darnos cuenta de que algo no anda bien en nuestra vida.

Lo que nos ha faltado son recursos para ver nuestros conflictos como posibilidades para acceder a la información inconsciente que los ha creado.

Veamos un ejemplo:

¿Qué pasó si durante nuestra infancia vimos “sufrir” a nuestra madre por la infidelidad de nuestro padre y/o a otras mujeres en nuestro entorno vivir la misma experiencia?

Fácilmente desarrollaremos la creencia inconsciente de que no podemos confiar en los hombres, que todos son iguales, que los hombres son infieles, etc.

Estas creencias se instalan en nuestro inconsciente, alterando la forma en la que percibimos a los hombres, la manera de relacionamos con ellos y con nosotras mismas.

Nuestra pareja y nuestras relaciones en general son complementos que nos reflejan ciertos rasgos de nuestra personalidad que no reconocemos propios, pero, que nos afectan y afectan a los demás.

Poder observar la rigidez de nuestras creencias y de nuestra forma de pensar ya nos abre nuevas posibilidades que crean nuevas experiencias.

Abrir nuestra mente a explorar nuevos conocimientos que nos acerquen a la comprensión de nosotros mismos y de nuestra historia personal, produce cambios.

Todo comienza con el deseo auténtico y la determinación por hacerlo y lo demás va llegando en forma natural.

Mi experiencia descubriendo y aprendiendo como crear una nueva vida en libertad emocional fue un largo camino en solitario, que tú no tienes que hacer.

Te acompaño con todo un proceso integrado y probado durante largos años de estudio y experiencia.

Lo más difícil ya lo has vivido, procesarlo e integrarlo a tu vida es el siguiente paso.

María Helena
Bridgman

Categorías
Transformación personal

¡Las crisis no dañan, TRANSFORMAN!

“Tengo miedo de volar dijo la oruga a la mariposa…

Es natural temer a lo desconocido y sabio comprender que las crisis no dañan, TRANSFORMAN.

No obstante, cuando la oruga recibe la señal biológica de detener su movimiento y su instinto de comer, ella confía, sigue su naturaleza interior y se entrega a su proceso de transformación.

Sabe que estará inmóvil y vulnerable, pero no lucha, no protesta, ni se victimiza, porque es honesta con su propósito. Se entrega a su proceso con mansedumbre y generosidad, consciente de su indefensión.

Se encierra en la oscuridad de su crisálida y experimenta pacientemente la transformación silenciosa que le dará el júbilo de volar en libertad.

La vida nos ofrece crisis para desarrollar habilidades. Nos da señales a través de experiencias que llamamos dolorosas para que las alumbremos desde nuestro interior y demos nacimiento a un nuevo estado de conciencia, a un nuevo estado de ser, de estar y de relacionarnos.

A diferencia de la mariposa, nos dejamos llevar por la mente y el ego que buscan salidas o soluciones que nos alejen de la incomodidad, impidiendo el nacimiento de ese nuevo estado.

¿Pero qué pasaría si como la oruga, confiáramos, nos detuviéramos, guardáramos silencio y nos entregáramos con generosidad a vivir los procesos que nos regalan las crisis?

1-   Dejaríamos de sentirnos víctimas, para hacernos conscientes de que tenemos información y programas que nos condicionan inconscientemente y tomaríamos acción para el cambio.

2-   Tomaríamos conciencia de que todo ocurre dentro de cada uno, por lo tanto, dejamos de culpar a los demás, los liberaríamos y nos liberaríamos.

3-   Estaríamos más atentos a nuestras proyecciones para sanar nuestras percepciones.

4-   Abandonaríamos el juicio, la adicción más tóxica y destructiva.

5-   Abrazaríamos las crisis como posibilidades de transformación

Si no vuelas serás infeliz porque tendrás que renunciar a muchas cosas, entre ellas a tu libertad y eso te hará depender de los demás. Respondió la mariposa a la oruga!

María Helena
Bridgman

Categorías
Autoconocimiento emocional

Autoconocimiento, un viaje de sanación

“Solo se volverá clara tu visión cuando puedas mirar en tu propio corazón. Porque quien mira hacia afuera sueña, y quien mira hacia adentro despierta”. Carl Gustav Jung.

El conocimiento sobre nosotros mismos constituye el mayor aporte a nuestra libertad emocional, mental y espiritual.

Estamos tan condicionados a creer que nuestro bienestar y nuestra felicidad dependen del mundo afuera, que hemos perdido la conexión con nuestro corazón.

Al estar desconectados de nuestro corazón, perdimos la conexión con el pulso de la vida, con la intuición y la sabiduría ancestral que llevamos en nuestro ser.

El autoconocimiento es un viaje de transformación profunda y sabia que nos permite reconocer el origen tanto de nuestros desencuentros como de nuestros verdaderos potenciales.

La ruta en este viaje la determinan nuestras emociones. Ellas son el puente que une la mente consciente con la información inconsciente, que es la que en realidad rige tu vida.

Nuestras emociones nos ponen en contacto tanto con nuestros potenciales ocultos, como con nuestros bloqueos y limitantes.

El autoconocimiento es un viaje de sanación que nos enseña a vivir en el instante presente, a ver los problemas o dificultades como poderosa energía que nos mueve siempre a dar lo mejor para transformarnos, crecer y evolucionar.

De esta manera podemos crear una nueva experiencia de autentica realización y amor consciente, donde el perdón ocurre como algo natural.

¡A la mejor salud emocional!

Categorías
Desarrollo personal consciente

Tres claves para alcanzar tus metas

Una idea concebida con un propósito específico, es energía que pones en acción, con dirección a una meta.

Son múltiples los factores que nos convierten en productores de ideas que no alcanzan a llegar a una meta, dejándonos con la sensación de no ser adecuados ni suficientes para el éxito.

Desarrollamos miedos que nos paralizan y no nos permiten ver nuestras habilidades y las posibilidades de crear a partir de lo que ya somos.

Implementa éstas tres claves y comienza a alcanzar tus metas:

Primero: necesitas desarrollar habilidades para observar con claridad y confianza aquello que piensas y deseas lograr. Definir el “para qué” es fundamental.

Segundo: tener determinación y pasión para hacerlo por encima del miedo y la preocupación. El enfoque dinamiza la confianza.

Tercero: compromiso y persistencia son la clave del éxito. Thomas Alva Edison fracasó 9.999 veces antes de encender una bombilla de manera permanente.

Con razón dijo que: “el éxito es un noventa y nueve por ciento de transpiración y un uno por ciento de inspiración. La implicación y el compromiso son indispensables para alcanzar tus sueños y aspiraciones.

Cualquiera que sea tu situación en este momento de tu vida, recuerda que tienes un inmenso poder interior para concebir y alcanzar la meta que te propongas.

Todo comienza en ti… ¡toma acción!

Ocúpate de tu salud emocional, consulta y asesórate.