Categorías
Ser padres

Ser padres conscientes

Criar hijos es una tarea que nunca nos han enseñado cómo hacer. Tampoco existe una fórmula que garantice una crianza ideal.

No hay padres ideales, somos humanos programados por creencias, culturas y formas de pensamiento que de manera inconsciente nos llevan a repetir los mismos patrones con los que nos criaron.

Si es posible aprender a ser padres conscientes tomando la decisión de sanar nuestra historia de vida, de conocer y comprender las herencias emocionales, así como las creencias que limitan nuestra forma de relacionamos con nosotros mismos y con los demás.

Podemos aprender a observar nuestras proyecciones como recurso destilar la información que les estamos dando a nuestros hijos, que determinará gran parte de sus vidas.

Como dijo El Profeta…

Puedes darles tu amor, pero no tus pensamientos. Pues ellos piensan por sí mismos.

Puedes ofrecerles techo a sus cuerpos, pero no refugio a
sus almas. Pues sus almas tienen albergue en la mansión del mañana y tú,  no podrás visitarla, ni en sueños.

Puedes esforzarlos a que sean ellos mismos, pero no busques que se parezcan a ti, pues la vida no vuelve sobre sus pasos ni se rezaga en los días pasados.

Categorías
Transformación personal

¡Las crisis no dañan, TRANSFORMAN!

“Tengo miedo de volar dijo la oruga a la mariposa…

Es natural temer a lo desconocido y sabio comprender que las crisis no dañan, TRANSFORMAN.

No obstante, cuando la oruga recibe la señal biológica de detener su movimiento y su instinto de comer, ella confía, sigue su naturaleza interior y se entrega a su proceso de transformación.

Sabe que estará inmóvil y vulnerable, pero no lucha, no protesta, ni se victimiza, porque es honesta con su propósito. Se entrega a su proceso con mansedumbre y generosidad, consciente de su indefensión.

Se encierra en la oscuridad su la crisálida y experimenta pacientemente la transformación silenciosa que le dará el júbilo de volar en libertad.

La vida nos ofrece crisis para desarrollar habilidades. Nos da señales a través de experiencias que llamamos dolorosas para que las alumbremos desde nuestro interior y demos nacimiento a un nuevo estado de conciencia, a un nuevo estado de ser, de estar y de relacionarnos.

A diferencia de la mariposa, nos dejamos llevar por la mente y el ego que buscan salidas o soluciones que nos alejen de la incomodidad, impidiendo el nacimiento de ese nuevo estado.

¿Pero qué pasaría si como la oruga, confiáramos, nos detuviéramos, guardáramos silencio y nos entregáramos con generosidad a vivir los procesos que nos regalan las crisis?

1-   Dejaríamos de sentirnos víctimas, para hacernos conscientes de que tenemos información y programas que nos condicionan inconscientemente y tomaríamos acción para el cambio.

2-   Tomaríamos conciencia de que todo ocurre dentro de cada uno, por lo tanto, dejamos de culpar a los demás, los liberaríamos y nos liberaríamos.

3-   Estaríamos más atentos a nuestras proyecciones para sanar nuestras percepciones.

4-   Abandonaríamos el juicio, la adicción más tóxica y destructiva.

5-   Abrazaríamos las crisis como posibilidades de transformación

Si no vuelas serás infeliz porque tendrás que renunciar a muchas cosas, entre ellas a tu libertad y eso te hará depender de los demás. Respondió la mariposa a la oruga!

María Helena
Bridgman

Categorías
Amor consciente

¿Amas o entregas tu poder?

La felicidad y el amor son factores en la vida que no dependen de otra persona, porque eso implicaría anular tu propio poder y tu capacidad de ser feliz.

Mirar lo profundo de tu relación con la pareja, te da la posibilidad de verte a ti mismo reflejado en un espejo. Este reflejo te está poniendo de manifiesto que quien debe tomar responsabilidad por el cambio que necesitas para tu bienestar, eres tú.

Observa esos momentos específicos en tu vida en los que estás dejando de lado lo que piensas y deseas por satisfacer a tu pareja. Observarás aquello que te estresa o te incomoda en exceso, escucha lo que te dicen tu ser, tu instinto y tu corazón.

Recuerda que el conocimiento es poder, por lo tanto, el conocimiento sobre ti mismo, es poder personal. Lo que vives en el presente como una dificultad te está revelando una historia ancestral que necesita ser sanada, resignificada. Mientras más y mejor conoces tu historia, más y mejor te conoces a ti mismo, aumentando tus posibilidades de desarrollar una vida en libertad, armonía y abundancia.

Ya no estás en disposición de entregar tu poder a nada ni a nadie. Te empoderas y creces de manera sostenible y sustentable. Te conviertes en un ser generador de abundancia y capacidad para gestionar los problemas sin perder la paz y la armonía.

Aprendes a disfrutar de ti misma, comprendes que la soledad no existe y que el amor es una decisión.

Tu asesor de vida,

María Bridgman