¿Amas o entregas tu poder?

La felicidad y el amor son factores en la vida que no dependen de otra persona, porque eso implicaría anular tu propio poder y tu capacidad de ser feliz.

Mirar lo profundo de tu relación con la pareja, te da la posibilidad de verte a ti mismo reflejado en un espejo. Este reflejo te está poniendo de manifiesto que quien debe tomar responsabilidad por el cambio que necesitas para tu bienestar, eres tú.

Observa esos momentos específicos en tu vida en los que estás dejando de lado lo que piensas y deseas por satisfacer a tu pareja. Observarás aquello que te estresa o te incomoda en exceso, escucha lo que te dicen tu ser, tu instinto y tu corazón.

Recuerda que el conocimiento es poder, por lo tanto, el conocimiento sobre ti mismo, es poder personal. Lo que vives en el presente como una dificultad te está revelando una historia ancestral que necesita ser sanada, resignificada. Mientras más y mejor conoces tu historia, más y mejor te conoces a ti mismo, aumentando tus posibilidades de desarrollar una vida en libertad, armonía y abundancia.

Ya no estás en disposición de entregar tu poder a nada ni a nadie. Te empoderas y creces de manera sostenible y sustentable. Te conviertes en un ser generador de abundancia y capacidad para gestionar los problemas sin perder la paz y la armonía.

Aprendes a disfrutar de ti misma, comprendes que la soledad no existe y que el amor es una decisión.

Tu asesor de vida,

María Bridgman

Maria Helena Bridgman

Maria Helena Bridgman

Asesora de vida, Maestra Certificada en Pedagogía y Bioneuroemoción® y Especialista en gestión emocional, con más de 16 años de estudio, experiencia, práctica y coach de bienestar emocional.
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on telegram