Categorías
Desarrollo personal Desarrollo personal consciente Psicoterapia Salud emocional

El error que retrasa tu aprendizaje en la escuela de la vida

A ninguno de nosotros nos gustan las dificultades. Les tememos, las evadimos y muchas veces optamos por buscar culpables en lugar de soluciones. Este es el error que retrasa tu aprendizaje en esta tierra.

Matemáticamente todo problema puede ser resuelto de múltiples formas para llegar al mismo resultado.

Pasa igual con tus problemas, sólo que el resultado cambia de acuerdo a la forma que emplees para resolverlos.

Tienes valores, fortalezas y recursos, pero te falta claridad o seguridad para activarlas y ponerlas en función de tu bienestar.

Y una forma de desarrollar claridad y seguridad es experimentando problemas que te ayuden a descubrir y afinar tus valores, fortalezas y recursos. Tienes el poder para resolver cada dificultad e integrar el aprendizaje.

Para aprender a resolver los problemas matemáticos de la escuela tuviste el acompañamiento de un maestro.

Mas, no ha sido igual en términos de aprender a resolver tus problemas de la vida.

Por eso se hace tan valioso el acompañamiento humano, comprensivo y profesional que te ayude ver y comprender desde una nueva perspectiva tus problemas y dificultades y desarrollar equilibrio emocional para llevar vidas plenas.

Comienza hoy por cambiar conscientemente la palabra problema o dificultad por posibilidad. Le estarás dando nueva información a tu cerebro para que la mente creadora y el corazón intuitivo conecten con la solución perfecta.

La palabra es una herramienta de programación.

Toma acción que sin acción no hay cambio.

A la mejor salud emocional

Categorías
Desarrollo personal consciente Psicoterapia Salud emocional

Estrés, miedo y decisiones ¿Te construyen o te destruyen?

Nos programaron para percibir el estrés, el miedo y las decisiones como agentes causantes de dolor, sufrimiento y fracaso. Y aprendimos a responder suprimiéndolos, evadiéndolos o negándolos.

Esto es lo que produce consecuencias como la ansiedad, la depresión, problemas en las relaciones y otras enfermedades.

El estrés nos sirve cuando lo abrazamos y nos detenemos a mirar de dónde viene, qué nos está señalando, qué es aquello que debemos atender en lugar de evadirlo. 

Esta técnica nos ayuda a convertir el estrés en un verdadero recurso que potencia el desarrollo de nuevas alternativas para gestionar las perturbaciones que lo exacerban.

  • Nos mueve siempre a la acción.
  • No viene de fuera, lo crea nuestra mente, por lo tanto, se resuelve desde la mente.
  • Nos da la capacidad de hacer esfuerzos extraordinarios para obtener logros y enfocar nuestros esfuerzos en función de lo que realmente queremos.

Cuando choquemos con la pared del miedo, en primer lugar, saber que lo que nos paraliza no es el miedo, sino el deseo enorme de lograr lo que más deseamos en la vida.

Entonces lo abrazamos con bondad y sin juzgarlo para llevarlo como copiloto de nuestro viaje.

  • Estará ahí para orientarnos en el camino que debemos recorrer para alcanzar eso más queremos.
  • Para prevenirnos y advertirnos de peligros.
  • Nos centrará en nuestros propósitos y hará que revelemos potenciales y creatividad que sin el jamás aflorarían.

El 90% de lo que tememos que suceda nunca pasa y el 10% restante no es nada de lo que esperabas.

Cada decisión nos enfrenta a una dicotomía interna que surge en primera instancia de lo hay en nuestra naturaleza más visceral y nuestros instintos.

Todo lo que está regido por nuestra corporalidad o el instinto más arcaico conectado con las funciones del cerebro límbico y el tallo cerebral.

En segunda instancia interviene ese constructo mental que está regido por creencias.

Entra en juego la confrontación entre lo que queremos hacer y lo que deberíamos hacer. O “lo correcto” en relación con las funciones del neocórtex y el córtex prefrontal que sopesan la toma de decisiones desde la cognición o mente consciente.

Lo que hace que limitemos nuestra intuición, así como la capacidad de identificar y expresar lo que sentimos y queremos.

Es por esto que a la hora de tomar decisiones queremos conectar con nuestro corazón, con nuestra intuición antes de que intervenga la cabeza.

Decidamos desde nuestra coherencia y paz interiores, sabiendo que ninguna decisión será buena o mala. Simplemente será una decisión.

¡Estos tres elementos propios de la vida son recursos para conectar con nuestro verdadero poder interior!

Categorías
Desarrollo personal Salud emocional Sanar el pasado

El autoconocimiento te libera del pasado

El autoconocimiento emocional es el recurso que te ayuda a reinterpretar y liberar los eventos del pasado que afectan tu presente.

La mente está recordando constantemente dichas experiencias, no porque quiera atormentarte y quitarte la paz, sino porque busca una resolución.

No eres culpable por vivir de esto modo.

En primer lugar, recuerda que es una función automática de tu mente.

En segundo lugar no te enseñaron a desarrollar recursos para regular tu mente, ni a auto gestionarte emocionalmente.

Pero esto no te condena a la infelicidad. Por el contrario, te ofrece la posibilidad de liderar un proceso consciente de desaprender y de renovar tu vida en cada instante.

Para que tengas una ruta clara para iniciar este viaje de transformación personal consciente comienza por:

  • Comprender que fuiste programado:

Todos fuimos programados de la misma forma, pero la reprogramación de la información que está afectando tu vida actual es una tarea que sólo tu puedes liderar.

Hay bloques en tu programación que no puedes remover o reprogramar sola, necesitas la ayuda profesional.

  • Identificar las creencias que anclan esos bloques:

Las creencias condicionan tu forma de ver y de comprender tu mundo y el mundo fuera, por lo tanto, condicionan todas tus elecciones y decisiones.

Las situaciones de dificultad, conflicto, estrés o síntomas que experimentas representan un recurso para llegar a las creencias que los han creado.

Vas a necesitar despojarte del victimismo para mirarlas sin juicio, desde el amor, la honestidad y desear hacerte responsable de la creación tu bienestar.

  • Ejercitar la auto indagación:

La auto indagación es la habilidad de buscar dentro de ti, de tu programación y creencias el origen verdadero de las situaciones que te perturban para darles una resolución.

Para llegar a la paz y a la presencia vas a necesitar dejar de buscar fuera la causa de tus males. El autoconocimiento emocional es la clave para vivir en salud mental y emocional.

Todo comienza en ti, toma acción y deja de resistir a tu pasado, compréndelo, trasciéndelo, intégralo para que vivas en libertad y bienestar.

Categorías
Desarrollo personal Desarrollo personal consciente Psicoterapia Salud emocional Sanar el pasado

Nuestra responsabilidad es hacerlo mejor

Sanar nuestras heridas emocionales de la infancia, debe ser nuestra responsabilidad consciente, si queremos liberarnos del dolor y crear vidas plenas.

Si nuestros padres hubieran sabido cómo hacerlo lo habrían hecho mejor. No obstante esas heridas y traumas de la infancia determina la forma en que respondemos a la vida en el presente.

Una forma de búsqueda inconsciente de resolución a estos traumas es relacionarnos con personas que nos hagan daño en la forma que fuimos heridos cuando éramos niños.

Es como si los cables en nuestro cerebro se hubieran cruzado cuando estos eventos ocurrieron y olvidamos como expresar amor y crear relaciones en respeto.

En cambio, desarrollamos características de personalidad que llamamos defectos, que, en realidad son expresiones de una herida abierta que no sabemos cómo curar.

Por eso es tan importante la auto indagación emocional, la auto observación en esos momentos en los que estamos repitiendo ciertos dramas en nuestra vida, para poder gestionarlos y re-programarnos conscientemente .

Ponernos a un lado del drama, ver el trauma, sentirlo y preguntarnos con calado y con hondura:

¿Qué es lo que estamos haciendo para atraer personas que actúen en la película de nuestra vida con drama?

¿Qué clase de persona estamos atrayendo a nuestra vida?

¿Personas que nos rechazan y critican? ¿parejas que no nos apoyan? ¿jefes que no nos valoran o ignoran? ¿Parejas que nos ignoran? ¿Cuáles son las conductas que hemos desarrollado para asegurarnos de que este drama continúe repitiéndose?

Luego preguntarnos: ¿quién fue esa persona importante en nuestra infancia que nos abandonó, rechazó o traicionó?

¿Qué personaje o figura importante nos desvalorizó y se negó a ayudarnos y apoyarnos cuando éramos niños?

Reconocer y comprender esta clase de eventos, nos ayuda a mirarlos de otra manera, a integrarlos y trascenderlos.

¡Nuestra responsabilidad es hacerlo mejor!

Categorías
Salud emocional Sanar el pasado Sin categoría

Desaprender un camino para trascender

Gestionamos nuestra vida basados en un sistema de creencias que ha definido unas formas de pensamiento que  limitan nuestro aprendizaje en esta vida. Desaprender es un camino para trascender estas creencias.

No importa la situación por el que estés pasando, tienes la opción de juzgarlo y victimizarte. Culpar a otros siempre es más fácil, pero ni te libera, ni promueve el cambio.

Otra posibilidad es que te despojes de la necesidad de reacción inmediata y la tendencia a justificarte y te dispongas a observar sin juicio dicha situación.

Esta opción te permitirá ver de qué manera has participado en su creación y recordar que en tu propia mente está latente la posibilidad de transformar esa experiencia en aprendizaje.

O, mejor dicho en experiencia de des-aprendizaje.

Hay mucho en tu equipaje que no corresponde a tu viaje. Un sinfín de información que limita tu progreso y es necesario liberar, desaprender.

Llenar tu mente de ideas innecesarias fue un largo y doloroso proceso repeticiones, frustraciones y resistencias.

Des-aprender es una experiencia de liberación, de sanación mental y emocional y un camino para trascender e integrar a tu vida ese aprendizaje concreto que como alma viniste a ganar en esta tierra.

¿Cuántas veces necesitaste de una ayuda extra de tu maestro o de un compañero para pasar a la siguiente lección?

Es igual en esta gran escuela de la vida.

No pierdas tu curso en la escuela de la vida ya has repetido muchas lecciones. No fuerces a la conciencia universal a que te los siga repitiendo, porque lo hará hasta que aprendas.

¡¡Busca ayuda!!

Categorías
Desarrollo personal consciente Salud emocional Sanar el pasado Ser padres Sin categoría

Disciplina a tu hijo desde el amor consciente

Mayormente no somos conscientes de cuánto miedo y creencias limitantes estamos proyectando en nuestras reacciones y formas de disciplinar a nuestros hijos.

Es durante la crianza de nuestros hijos, donde ponemos en marcha toda la programación y creencias, conscientes e inconscientes que recibimos y formamos a partir de nuestras experiencias y percepciones del mundo.

Esto nos ha llevado a enfocar nuestro rol de padres en la disciplina. No es que la disciplina sea mala. Lo importante es mirar desde donde estamos disciplinando a nuestros hijos, si desde el amor o desde el
miedo.

Te comparto algunos recursos que han ayudado a mis clientes a cambiar creencias y formas rígidas de pensamiento. A conocer y sanar la forma de percibirse a sí mismas y a su entorno. A fortalecer el equilibrio, la libertad emocional y las relaciones con sus hijos.

1- Estar dispuesta a entrenar tu capacidad de auto-observación. Abandonar el juicio y olvidarte del victimismo te hace vivir en el presente, el único instante donde tu cuerpo existe por lo tanto donde puedes ser creador.

2- Confiar en ti mismo, y en lo que ya has hecho y estás haciendo por tu hijo. Le brindará seguridad y confianza para asumir responsabilidad por sí mismo en libertad emocional. Y a ti te ayudará a abandonar la necesidad de control.

3- La nueva ciencia dice que solo un 17% de tu herencia genética afecta o define tu carácter, tu personalidad o el curso de tu vida. Así que tienes 83% de posibilidades para crear tu destino. Confía en ese inmenso potencial, en tu intuición y permite que la vida fluya.

4- Para sanar tu proyección es necesario sanar primero la forma en la que te percibes a ti y al mundo. La calidad de las emociones que creas en tu corazón determina la calidad de tus pensamientos, sentimientos y comportamientos.

La armonía, el bienestar y el equilibrio en tu vida y en tu entorno, están directamente relacionados con tu estado emocional, por lo tanto, lo que se gestiona no son los problemas y los conflictos sino tu mundo emocional.

El compromiso para el cambio que deseas en las relaciones con tus hijos es contigo misma. Deja de buscar soluciones fuera de ti.

Emprende el viaje del héroe con la determinación de llegar al encuentro con tu Ser y con la verdadera función de tu vida en esta tierra. No será fácil como tampoco quedarte donde estás. ¡La elección es tuya!