Una mentalidad en expansión y crecimiento

Nuestra vida en pareja puede ser una experiencia más amorosa y desafiante relacionándonos desde una mentalidad en expansión y crecimiento.

En contraste con nuestros predecesores, que buscaron su matrimonio para ayudarlos a sobrevivir, para nosotros el matrimonio además de satisfacer necesidades físicas y materiales, favorece procesos de auto descubrimiento, crecimiento personal y bienestar emocional.

Aunque seguimos creyendo en relaciones románticas, a menudo no apreciamos el esfuerzo requerido para construir una saludable.

Para la mayoría de las personas, el problema del amor está enfocado en ser amado y no en la capacidad de amar.

Entramos en nuestras relaciones convencidos de que el otro nos va a hacer felices, conduciéndonos una dolorosa decepción porque es una expectativa imposible de cumplir. 

En general las relaciones comienzan con el enamoramiento y terminan cuando la realidad de la vida cotidiana choca con nuestras imágenes mentales a cerca del amor.

Cuando el enamoramiento termina tenemos dos opciones: terminar la relación o tomar la decisión de amar. Nos puede costar entenderlo, pero el amor es una decisión.

No hay garantías para la felicidad en ninguna relación. Cuando decidimos amar conscientemente podemos reconocer el papel del dolor como un paso natural e inevitable en el camino para relacionarnos desde una mentalidad en expansión y crecimiento.

“No llegamos a una relación ni sanos ni perfectos. En una relación sagrada comprendemos que todos estamos dañados y que estamos ahí para sanar y crecer juntos.”

Juzgar nos aleja del otro y de nosotros mismos

Uno de los actos más corrosivos en nuestras relaciones es el enjuiciamiento constante ante lo que percibimos como fallas en nuestra pareja.

Nada nos distancia más del otro y de nosotros mismos que el juicio constante.

Si nuestra pareja está comprometida en el bienestar de la relación, en lugar de criticarle y condenarle, observemos lo que está ocurriendo en nuestro interior. 

Un esfuerzo deliberado para observar lo que hay debajo de nuestra ira, de nuestra decepción y de nuestras frustraciones, es clave para para facilitar los procesos de auto descubrimiento y crecimiento personal.

Es saludable desarrollar la capacidad de dudar de nuestras interpretaciones que, están muy condicionadas por la forma en la que crecimos y por nuestras propias experiencias.

Hacer una pausa, no engancharnos en el desacuerdo ni posicionarnos nos ayudará a reconocer que nuestra pareja no está para hacernos felices. Eso es imposible.

Una relación está para que podamos ver lo que nos impide reconocer con nuestra capacidad de amar y trabajar en las creencias que limitan nuestra mentalidad. 

La mentalidad

Cuando pensamos que nuestras creencias y expectativas a cerca de la vida, del amor, y de nuestras relaciones no se pueden cambiar, vivimos con una mentalidad fija.

Al momento de afrontar los desafíos normales en nuestra relación desde una mentalidad fija, perdemos el interés y evitamos la responsabilidad asignando la culpa al otro.

Si por el contrario creemos que las habilidades para cambiar creencias y patrones de comportamiento se pueden desarrollar, nuestra mentalidad es de crecimiento.

Desde una mentalidad de crecimiento estamos potenciando las posibilidades de que nuestro viaje sea amoroso, desafiante y alegre.

Cuando nos relacionamos desde una mentalidad de crecimiento aceptamos los desafíos y abrazamos los desencuentros como oportunidades para seguir aprendiendo. Y es particularmente nuestra capacidad de amar la que crece a lo largo de nuestra vida.

Todos podemos modificar, cambiar o resignificar los programas, creencias y patrones que limitan nuestra experiencia de vivir en amor.

Abracemos los desafíos de nuestras relaciones de manera consciente y hagamos de nuestra vida en pareja una experiencia más amorosa relacionándonos desde una mentalidad en expansión y crecimiento.

Maria Helena Bridgman

Maria Helena Bridgman

Asesora de vida, coach para el bienestar emocional. Maestra, Certificada en Pedagogía y Bioneuroemoción® Especialista en gestión emocional.
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on telegram