Categorías
Ser padres

No puedes evitarles el dolor a tus hijos

 

El dolor es inevitable en la experiencia de vivir, por lo tanto no puedes evitarles el dolor a tus hijos aunque mucho lo desees.

El dolor tanto físico, como emocional, es un maestro en este viaje.

El problema surge cuando elegimos el sufrimiento como respuesta a esas experiencias dolorosas.

Los dolores, los desencuentros, los conflictos, los fracasos, las decepciones que no se gestionan se van quedando a la espera de una
solución. Por eso vemos que en nuestras familias se repiten ciertas historias generación tras generación.

La vida de nuestros ancestros y sus experiencias tienen la capacidad de afectarnos directamente.

La ciencia de la epigenética nos demuestra que heredamos además de la información genética que es inalterable, otra información que nos llega grabada por fuera del gen, y que vincula nuestro pasado, presente
y futuro de una manera inimaginable.

Erróneamente se nos ha inculcado la idea de que la repetición de experiencias e historias, especialmente aquellas dolorosas o desagradables son cosas del destino que hay que aceptarlas como una especie de castigo.

Desear que esas experiencias desaparezcan irónicamente hace que el dolor se perpetúe y sea aún mayor.

No has nacido ni culpable, ni condenado al sufrimiento.

Las dificultades y conflictos que vives contigo mismo y con tu
hijo de cualquier edad, son oportunidades para atender los dolores y
desencuentros que han estado a la espera de una nueva comprensión para finalmente ser integrados y trascendidos.

He aquí recursos que te pueden ayudar a gestionar y sanar el origen de tus conflictos emocionales que se están reflejando en la relación con tu hijo.

1- La información con la gestionas tu vida es como un inmenso iceberg. Tu mente consciente, tu cabeza, es la parte visible que sólo maneja entre el 3 y el 5% de la información con la gestionas tu vida. Por lo tanto, quien en realidad está definiendo tus pensamientos, sentimientos, emociones, experiencias y conductas es tu mente inconsciente.

“Por eso toda experiencia de dolor produce una emoción que va a
conectar con tu mente inconsciente, para que vuelvas a esa
información que necesitas comprender de manera consciente”

2- La información es energía que ni se crea ni se destruye sólo se puede transformar. Tú eres el único creador de lo que llamas tu realidad por lo tanto el único que puedes cambiarla. “Para que haya transformación personal consciente necesitas sanar la manea en la que has estado percibiendo tu mundo y el mundo que te rodea. Esta es tu gran responsabilidad”

3- El aspecto material es parte de la experiencia que fluye y se disfruta cuando comprendes que los vacíos del ser no se llenan con el tener. “Eres un ser espiritual viviendo una experiencia humana.”

 Conecta con tu Ser y tu infinita fuente de amor y permite que fluya ese estado de plenitud y se refleje en todos los aspectos de tu vida. 

“Si el miedo y el amor no pueden coexistir, y si es imposible estar completamente atemorizado y seguir viviendo, el único estado de plenitud posible es el del amor.” UCM

Categorías
Relaciones conscientes

La vida es encontrarnos…

“La vida es encontrarnos, para eso nacemos, porque el punto más alto es llegar al amor.” Facundo Cabral

Siendo el encuentro de pareja el medio que nos lleva al punto mas alto del amor, terminamos convirtiéndolo en el escenario en el cual estamos más dispuestos a interpretar papeles especiales, que a ser auténticos.

Esta es la verdadera razón por la cual creamos tantas circunstancias y conflictos en nuestras relaciones, porque son justamente estos eventos los que nos permiten descubrir la verdadera expresión de la energía del amor.

Son los conflictos los que nos dan la pauta para darnos cuenta de que estamos actuando con un libreto que no es el nuestro, y nos empuja a ir dentro.

Amar no exige que expongamos nuestros sentimientos amorosos, porque éstos van emergiendo en la medida que descubrimos
cuánto ignoramos acerca del amor y de nosotros mismos.

Las parejas con las que nos encontramos están perfectamente sincronizadas para ayudarnos a hacer consciente lo que nos separa del amor.

Para que dejemos de resistir a ese orden inteligente y abrazar el cambio.

Para que confiemos en el misterio de la vida y dejemos de controlar y soltemos el apego al dolor.

Para saber que no necesitamos amar porque todo es un acto de amor.

Para tener la certeza que no estamos separados del orden del universo, que estamos unidos a su vibración y energía.

Para darnos cuenta que hemos estado distraídos con otra información y otras experiencias.

Para eso se da el encuentro, se dan las relaciones y se presentan situaciones. Para que nos hagamos conscientes de esa parte nuestra que esta actuando de forma especial y re-conectar con lo esencial.

Categorías
Gestión emocional Salud emocional

5 claves para gestionar el estrés y la ansiedad

El miedo es un recurso biológico de supervivencia que hemos convertido en amenaza permanente. Por eso es necesario activar habilidades para gestionar el estrés y la ansiedad.

Necesitamos aprender a relacionarnos con lo que perturba y limita, para regular los niveles de hormonas del estrés nocivos que mantenemos en el tiempo.

La falta de gestión de esas perturbaciones nos mantiene en miedo permanente a lo desconocido, a lo inesperado, provocando la resistencia la cambio. Entonces surge la ansiedad como solución biológica para que atendamos el origen inconsciente

Comienza poco a poco y de lo fácil a lo complejo usando esta cinco claves para gestionar el estrés y la ansiedad. 

1-     Dejar de controlar: La clave para soltar el control es aprender a observar lo que nuestra mente está proyectando. Hacernos conscientes de nuestros pensamientos nos libera de la necesidad de controlar

2-     Parar y respirar: No solo en momentos de estrés, sino a lo largo del día. 90 segundos de respiración consciente activan el sistema límbico y ayudan a generar coherencia cardíaca. Son 90 segundos que nos detenemos para reparar y soltar lo que ya es pasado.

3-     Permitir la expresión del sentimiento: Es un beneficio para el cuerpo y una posibilidad de regular el desequilibrio generado por la perturbación.

4-     Ser consciente de las cosas que podemos cambiar y de las que no: Enfocar la atención en las que sí podemos cambiar y tomar acción.

5-     Mantener el cuerpo en el presente y sacar la mente del juicio y la critica: El mejor antioxidante para el cuerpo es vivir en el presente.

Gestionar el estrés y la ansiedad en nuestro mundo incierto y cambiante es una responsabilidad básica que debemos asumir para poder navegar por él y desarrollar una experiencia de vida más agradable y armoniosa.

Categorías
Ser padres

Ser padres conscientes

Criar hijos es una tarea que nunca nos han enseñado cómo hacer. Tampoco existe una fórmula que garantice una crianza ideal.

No hay padres ideales, somos humanos programados por creencias, culturas y formas de pensamiento que de manera inconsciente nos llevan a repetir los mismos patrones con los que nos criaron.

Si es posible aprender a ser padres conscientes tomando la decisión de sanar nuestra historia de vida, de conocer y comprender las herencias emocionales, así como las creencias que limitan nuestra forma de relacionamos con nosotros mismos y con los demás.

Podemos aprender a observar nuestras proyecciones como recurso destilar la información que les estamos dando a nuestros hijos, que determinará gran parte de sus vidas.

Como dijo El Profeta…

Puedes darles tu amor, pero no tus pensamientos. Pues ellos piensan por sí mismos.

Puedes ofrecerles techo a sus cuerpos, pero no refugio a
sus almas. Pues sus almas tienen albergue en la mansión del mañana y tú,  no podrás visitarla, ni en sueños.

Puedes esforzarlos a que sean ellos mismos, pero no busques que se parezcan a ti, pues la vida no vuelve sobre sus pasos ni se rezaga en los días pasados.

Categorías
Gestión emocional Sentido de la vida

Desmitificando el personaje del ego

“El ego es un intento de la mente errada para que te percibas a ti mismo tal como deseas ser, en vez de como realmente eres. UCM

El ego es un personaje que nace de la experiencia de sentirnos separados de la unidad con nuestro padre creador y de nuestro verdadero ser.

Al perder esa conexión necesitamos crear valores para regirnos y aprendimos a definirnos.

Así aparecieron la culpa y el miedo, que el ego usa como defensas para resistirse al cambio y convencernos de que todo lo que nos ocurre viene de afuera.

Por eso vamos por el mundo mostrándonos de tal manera que agrademos, que encajemos, que no nos juzguen, y eso estresa, desgasta, produce infelicidad y enferma.

El ego no es el protagonista de nuestra vida, tampoco es necesario tenerlo de amigo, mucho menos tenemos que atacarlo, controlarlo o suprimirlo.

Sólo tenemos que observar sus ideas y abandonarlas si no representan la mejor posibilidad que deseamos experimentar.

Para desmitificar el personaje de ego, comencemos por dejar de sentirnos ofendidos por las acciones o comportamientos de terceros.

Exploremos lo que pasa si quitamos el “me” a lo que percibimos como ataque: “me criticó” criticó, “me gritó” gritó, “me insultó” insultó.

Evitemos pensar en términos de pérdida o ganancia, el universo es equilibrio, perfecta armonía y abundancia para todos.

Es inútil desgastarnos buscando tener siempre la razón, somos seres emocionales y son las emociones las que impulsan nuestras decisiones.

Somos seres únicos viviendo una experiencia que nuestra alma eligió para su crecimiento.

Los vacíos del ser no se llenan con el tener, desconectarnos de lo no esencial nos conecta con la felicidad que ya tenemos.

Categorías
Relaciones conscientes

Cambiar creencias nos conecta con la felicidad

“No nací para ser feliz” Claramente no es verdad. Ni un bebé recién nacido, ni un niño en su infancia pone condiciones para disfrutar su instante presente. Disfrutan porque son naturalmente felices.

Cambiamos nuestro estado natural por la programación de juicios y creencias basados en la escasez, el miedo, el dolor y el sufrimiento que nos condicionaron a buscar la felicidad fuera.

Con angustia por el pasado y ansiedad por el futuro agotamos nuestra energía vital. Buscamos tener control y seguridad, olvidamos que la vida es incierta y que nada controlamos.

No es una sorpresa que en medio de esta dinámica terminamos creando relaciones disfuncionales que no podemos gestionar.

La soluciones asertivas comienzan por atender nuestro sistema de creencias, estructura que soporta las justificaciones con las que nos mantenemos en relaciones tóxicas.

Nuestra responsabilidad es observar conscientemente esas justificaciones, porque detrás de cada una hay una creencia limitando nuestra libertad emocional

Cambiar creencias nos conecta con la felicidad, nos ayuda a salir del miedo e ir cambiando nuestra forma de pensar. Facilita soltar el apego emocional, dejar de esperar que la pareja cambie y es el camino para abandonar el victimismo.

Ni el amor es una jaula, ni la libertad es estar solo.

El amor es la libertad de volar acompañado, es dejar ser sin poseer. García Márquez

¡Somos los arquitectos de nuestra vida y tenemos el poder de elegir qué vida queremos crear!

Categorías
Gestión emocional

Libertad emocional

Verme de nuevo experimentado el mismo conflicto, la misma frustración y el mismo dolor, fue un día clave en mi vida para darme cuenta de que no vivía en libertad emocional.

No es que nos falte inteligencia para darnos cuenta de que algo no anda bien en nuestra vida.

Lo que nos ha faltado son recursos para ver nuestros conflictos como posibilidades para acceder a la información inconsciente que los ha creado.

Veamos un ejemplo:

¿Qué pasó si durante nuestra infancia vimos “sufrir” a nuestra madre por la infidelidad de nuestro padre y/o a otras mujeres en nuestro entorno vivir la misma experiencia?

Fácilmente desarrollaremos la creencia inconsciente de que no podemos confiar en los hombres, que todos son iguales, que los hombres son infieles, etc.

Estas creencias se instalan en nuestro inconsciente, alterando la forma en la que percibimos a los hombres, la manera de relacionamos con ellos y con nosotras mismas.

Nuestra pareja y nuestras relaciones en general son complementos que nos reflejan ciertos rasgos de nuestra personalidad que no reconocemos propios, pero, que nos afectan y afectan a los demás.

Poder observar la rigidez de nuestras creencias y de nuestra forma de pensar ya nos abre nuevas posibilidades que crean nuevas experiencias.

Abrir nuestra mente a explorar nuevos conocimientos que nos acerquen a la comprensión de nosotros mismos y de nuestra historia personal, produce cambios.

Todo comienza con el deseo auténtico y la determinación por hacerlo y lo demás va llegando en forma natural.

Mi experiencia descubriendo y aprendiendo como crear una nueva vida en libertad emocional fue un largo camino en solitario, que tú no tienes que hacer.

Te acompaño con todo un proceso integrado y probado durante largos años de estudio y experiencia.

Lo más difícil ya lo has vivido, procesarlo e integrarlo a tu vida es el siguiente paso.

María Helena
Bridgman

Categorías
Transformación personal

¡Las crisis no dañan, TRANSFORMAN!

“Tengo miedo de volar dijo la oruga a la mariposa…

Es natural temer a lo desconocido y sabio comprender que las crisis no dañan, TRANSFORMAN.

No obstante, cuando la oruga recibe la señal biológica de detener su movimiento y su instinto de comer, ella confía, sigue su naturaleza interior y se entrega a su proceso de transformación.

Sabe que estará inmóvil y vulnerable, pero no lucha, no protesta, ni se victimiza, porque es honesta con su propósito. Se entrega a su proceso con mansedumbre y generosidad, consciente de su indefensión.

Se encierra en la oscuridad de su crisálida y experimenta pacientemente la transformación silenciosa que le dará el júbilo de volar en libertad.

La vida nos ofrece crisis para desarrollar habilidades. Nos da señales a través de experiencias que llamamos dolorosas para que las alumbremos desde nuestro interior y demos nacimiento a un nuevo estado de conciencia, a un nuevo estado de ser, de estar y de relacionarnos.

A diferencia de la mariposa, nos dejamos llevar por la mente y el ego que buscan salidas o soluciones que nos alejen de la incomodidad, impidiendo el nacimiento de ese nuevo estado.

¿Pero qué pasaría si como la oruga, confiáramos, nos detuviéramos, guardáramos silencio y nos entregáramos con generosidad a vivir los procesos que nos regalan las crisis?

1-   Dejaríamos de sentirnos víctimas, para hacernos conscientes de que tenemos información y programas que nos condicionan inconscientemente y tomaríamos acción para el cambio.

2-   Tomaríamos conciencia de que todo ocurre dentro de cada uno, por lo tanto, dejamos de culpar a los demás, los liberaríamos y nos liberaríamos.

3-   Estaríamos más atentos a nuestras proyecciones para sanar nuestras percepciones.

4-   Abandonaríamos el juicio, la adicción más tóxica y destructiva.

5-   Abrazaríamos las crisis como posibilidades de transformación

Si no vuelas serás infeliz porque tendrás que renunciar a muchas cosas, entre ellas a tu libertad y eso te hará depender de los demás. Respondió la mariposa a la oruga!

María Helena
Bridgman

Categorías
Psicoterapia

El poder un pensamiento

Somos lo que pensamos y siendo tan grande el poder del pensamiento no tenemos consciencia de ée.

Nuestros pensamientos nos están enviando un sin fin de información de manera constante que mantiene en alerta cada una de nuestras células y todo el entramado mente-cuerpo.

La forma en la que elegimos nuestra vida y lo que pensamos de nosotros mismos y del mundo, comienza en nuestro interior y está determinado por dos entornos:

  1. Entorno físico: familia, sociedad que determina la información con la que gestionamos nuestra vida y que básicamente corresponde a una programación. El medio ambiente externo, la naturaleza, el aire que respiramos, el agua que bebemos, la forma de alimentarnos y ejercitarnos. Todos estos elementos pueden ser sanadores o tóxicos.
  2. Entorno interior: Pensamientos, sentimientos y emociones, son información que de la misma forma pueden ser tanto sanadores como tóxicos.

El cerebro recibe la mayoría de la información que le indica qué hacer, qué hormonas y químicos desencadenar en el cuerpo.

Conectar con los sentimientos de nuestro corazón nos ayuda a elegir qué sentimientos crear en nuestra mente. Esto es lo que permite crear la coherencia del corazón, que potencia nuestra intuición, beneficia nuestra salud física, mental, espiritual y emocional.

Mantén la coherencia del corazón, practicando la gratitud, el aprecio, la compasión, a partir de una sola respiración y siguiendo estos tres pasos

Primero, traslada el cerebro a la consciencia, con un suave toque con las yemas de tus dedos en el centro del pecho.

Segundo, cambia el estado de conciencia, ralentizando la respiración contando en cada inhalación y en cada exhalación hasta seis o siete, como sea cómodo para ti.

Tercero, trae a tu conciencia sentimientos de gratitud, aprecio, compasión, bondad, etc. Hasta que vibres en estos sentimientos.

Todo comienza en ti, toma acción, practica este poderoso ejercicio tantas veces como lo desees o sientas durante tu día.

María Helena Bridgman

Categorías
Autoconocimiento emocional

Autoconocimiento, un viaje de sanación

“Solo se volverá clara tu visión cuando puedas mirar en tu propio corazón. Porque quien mira hacia afuera sueña, y quien mira hacia adentro despierta”. Carl Gustav Jung.

El conocimiento sobre nosotros mismos constituye el mayor aporte a nuestra libertad emocional, mental y espiritual.

Estamos tan condicionados a creer que nuestro bienestar y nuestra felicidad dependen del mundo afuera, que hemos perdido la conexión con nuestro corazón.

Al estar desconectados de nuestro corazón, perdimos la conexión con el pulso de la vida, con la intuición y la sabiduría ancestral que llevamos en nuestro ser.

El autoconocimiento es un viaje de transformación profunda y sabia que nos permite reconocer el origen tanto de nuestros desencuentros como de nuestros verdaderos potenciales.

La ruta en este viaje la determinan nuestras emociones. Ellas son el puente que une la mente consciente con la información inconsciente, que es la que en realidad rige tu vida.

Nuestras emociones nos ponen en contacto tanto con nuestros potenciales ocultos, como con nuestros bloqueos y limitantes.

El autoconocimiento es un viaje de sanación que nos enseña a vivir en el instante presente, a ver los problemas o dificultades como poderosa energía que nos mueve siempre a dar lo mejor para transformarnos, crecer y evolucionar.

De esta manera podemos crear una nueva experiencia de autentica realización y amor consciente, donde el perdón ocurre como algo natural.

¡A la mejor salud emocional!