Somos como un inmenso bosque

Los seres humanos somos como un inmenso bosque.

Todos estamos interconectados por nuestras raíces, nuestros ancestros. Creamos nuestra vida en base a las creencias que habitan en la tierra húmeda de nuestros pensamientos.

Nuestras emociones nos mueven a crecer y adaptarnos al medio ambiente, determinando nuestra forma de comportarnos, como la sabia en los árboles circula moviendo su energía.

Nuestras conductas y actitudes, son como los tallos del árbol, producen hojas y frutos.

Con nuestras decisiones y acciones sostenemos desde la raíz hasta los frutos de nuestra vida.

Un bosque se renueva y se sostiene porque renueva su tierra permanentemente. Para renovarnos nosotros desde la raíz, hemos de aprender a cambiar nuestro sistema de pensamiento y de creencias.

Como el inmenso bosque que mantiene su vitalidad del humus que crea al despojarse de sus hojas, nosotros debemos usar la humildad para soltar el apego al pasado y hacer del presente una experiencia plena y vibrante.

Maria Helena Bridgman

Maria Helena Bridgman

Asesora de vida, Maestra Certificada en Pedagogía y Bioneuroemoción® y Especialista en gestión emocional, con más de 16 años de estudio, experiencia, práctica y coach de bienestar emocional.
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on telegram