Categorías
Transformación personal

Somos hijos del amor

El amor es la fuente de la creación y el pulso que mantiene y equilibra el orden universal. Nosotros somos hijos de ese amor.

Nuestra experiencia transitando por esta tierra con una mente que percibe e interpreta lo que ve, como su realidad.

Nuestra mente produce alrededor de setenta mil pensamientos diarios, y el noventa por ciento de estos, son los mismos del día anterior, repitiendo

Todo lo que pensamos genera unos sentimientos que conducen a emociones. Y las emociones determinan nuestras decisiones, acciones y conductas.

Esto quiere decir que vivimos repitiendo decisiones, acciones y conductas,  por lo tanto cada día estamos creando las mismas experiencias y a esto le llamamos realidad.

No somos conscientes de que no estamos creando ninguna realidad, sino viviendo en una sucesión de hechos que nos alejan de nuestro propósito creador, del amor y de la felicidad con los que nacimos.

Vivir como hijos del amor implica la observación consciente y el compromiso entrenar y nuestra mente y su forma de pensar

“Ser feliz es fácil, sólo debes escuchar a tu corazón antes que intervenga tu cabeza que está condicionada por la memoria que complica todo con cosas viejas, con ordenes del pasado, con prejuicios que enferman que encadenan. Con la que divide y empobrece, la que no acepta que la vida es como es y no como debería ser” – Facundo Cabral.

Categorías
Amor consciente

Ámate sin miedo

En este siglo hemos llegado a un punto de inflexión en el que cada día hay más personas buscando, auténticamente ser lo que en su esencia son y amarse sin miedo.

En estos tiempos vemos más personas dispuestas a hacer una inversión de tiempo y de pensamiento para cambiar los patrones de creencias que los han alejado de su ser, para amarse sin miedo.

Para Ser lo que en realidad eres necesitas ir hacia tu interior “mirar hacia adentro como dice Jung, porque el que mira hacia adentro despierta, mientras el que mira hacia afuera duerme”.

Toma acción y da el primer paso

Deja de culpar a los demás y de victimizarte

  • Empieza a comprenderte y conocer tu forma particular de gestionar la vida
  • Observa y mejora la forma en la que te relacionas contigo mismo
  • Empieza a amarte, honrarte y respetarte
  • Comprende que la incertidumbre es parte de la vida por lo tanto confía y deja de controlar
  • Integra pensamiento, palabra y obra para que vivas en coherencia

Dar estos pasos requiere de valentía y honestidad porque es verdad que tenemos miedo al cambio e irónicamente a la libertad de ser los creadores de nuestra vida.

Categorías
Sanar el pasado

Deja de buscar afuera

Nos conducimos por la vida de prisa, de afán, bajo premisas como tengo que o debo de, que lejos de llevarnos a la realización, nos mantienen en la incoherencia haciendo muchas veces lo que no
deseamos. El cambio que deseamos comienza cuando dejamos de buscar afuera.

Nos acostumbramos tanto a estos modelos que nos cuesta imaginar una posibilidad diferente de experimentar nuestra propia vida. Y no lo hacemos porque literalmente vivimos bajo la hipnosis de un montón
de creencias limitantes, que nos condicionan a vivir en ambientes tóxicos o insatisfactorios, pero conocidos, que se convierten en nuestra zona de confort. Llámese familia, trabajo, o pareja, etc.

La mal llamada zona de confort es el lugar donde la mente, que cree que lo controla todo, está cómoda. Esta comodidad no tiene nada que ver con el bienestar tal como lo concebimos, sino con la seguridad
de conocer la dinámica, la rutina de cualquiera que sea nuestro entorno de vida.

Esto es lo que hace que optamos más, fácilmente por lo conocido aunque no sea tan bueno que por lo desconocido y terminamos viviendo relaciones que no deseamos.

Pero, ¿cómo dar ese paso a lo desconocido y lograr establecer el cambio permanente que deseo para mi vida?

Gracias a la neuro-ciencia, sabemos de la plasticidad neuronal, capacidad que nos permite realizar procesos de transformación muy rápidos partiendo de pequeños cambios en nuestra forma de pensar, sentir y sobre todo de la gestión adecuada de nuestras emociones.

Si ya estás harto de estar harto, deja de buscar afuera, ve a ti. Todo que necesitas para cambiar tu vida está en tu interior.

Ir a ti, implica conocer y gestionar tu mundo emocional, re-significar tu historia de vida, recuperar herramientas y valores guardados en tu inconsciente, conocer tu programación, sanar tu pasado y mucho mas.

Es una experiencia de vida en la que querrás tener el acompañamiento de un profesional de la ayuda.

¡Todo comienza en ti, toma acción que sin acción no hay cambio!

María Helena Bridgman