Guionista y protagonista

Nunca a existido una experiencia fuera de ti, eres el guionista y el protagonista de tu historia. Todo lo que has experimentado a lo largo del viaje de tu vida lo has creado y protagonizado dentro de tu propio universo.

Experimentar tiempo en completa soledad, podría parecerte difícil y hasta aterrador, pero también te da la posibilidad de conectar con tu propio universo y crear nuevos capítulos en el escenario de tu vida.

Si te encontraras completamente sola en medio de un silencioso bosque, lo primero que sentirías sería susto, especialmente al caer la noche. Entonces comenzarías a hacer muchas cosas, buscar un lugar seguro y tibio, algo para comer, agua para beber. Hasta que llega un momento en el que empiezas a ser consciente de tu respiración, de los latidos del corazón, de tus movimientos al caminar y del espacio que te envuelve.

Claramente sientes que ese “yo” que te acompaña todo el tiempo está presente en este espacio tiempo y que el universo se expande y de achica.

Todo ocurre dentro

Puedes ver que emociones como la alegría o el dolor, el miedo o la tristeza, y sentimientos de ansiedad o de confianza, de desesperación o de serenidad solamente ocurren dentro de ti.

Una vez que empiezas a ser consciente de esto conectas de nuevo con tu poder y despierta un sentido de responsabilidad contigo y con tu mundo.

No puedes evitar que cosas sucedan, entonces, hay que fluir con lo inesperado en lugar de resistirte. Es así como la vida dispone para que tú te hagas cargo de lo que sucede.

Puedes ver que todo lo que experimentas está sucediendo en tu interior. Y es justamente de esto de lo que debes hacerte cargo para ser el guionista y el protagonista consciente de tu historia.

Sabes que no puedes determinar o controlar los fenómenos externos y que estás equipado para gestionar las situaciones que se te presenten, en el momento que se te presenten. La forma en que tú lo experimentes es tu elección y tu responsabilidad.

La forma en la que percibes y proyectas tus experiencias están determinadas por ti, no por lo que te rodea.

Tu no conoces la vida porque existes. Cualquier cosa que quieras realizar siempre la vas a buscar dentro de ti, donde está la naturaleza de todo tu Ser. Por eso, aunque no puedas cambiar las circunstancias en tu entorno, sí tienes la posibilidad de cambiar la forma de percibirlas y de gestionarlas al interior de tu mundo.

Tu vida es en esencia la forma en la que estás experimentando tu paso por el mundo. Eres el guionista y el protagonista de tu historia, nunca ha existido una historia fuera de ti.

Maria Helena Bridgman

Maria Helena Bridgman

Asesora de vida, coach para el bienestar emocional. Maestra, Certificada en Pedagogía y Bioneuroemoción® Especialista en gestión emocional.
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on telegram