Categorías
Sanar el pasado

Heredamos experiencias emocionales

La epigenética dice que experiencias, emociones, pensamientos y creencias conforman la expresión de nuestros genes.

La vida de nuestros ancestros y sus experiencias emocionales, sus creencias tienen la capacidad de afectarnos directamente. Esta información epigenética tiene el poder de vincular nuestro pasado y nuestro presente presente de una manera inimaginable anteriormente.

Los estudios actuales revelan que la información genética es estable e imborrable, mientras que la información epigenética o por encima del gen donde se graban las experiencias emocionales, es inestable y se puede revertir al equilibrio, es decir se puede modificar.

Esto quiere decir que repetir experiencias dolorosas que vivieron nuestros padres o abuelos, no representa un destino, mucho menos un castigo, sino la posibilidad de revertirlas, sanarlas, modificarlas.

Para reescribir una nueva información que genere cambios sostenibles, necesitamos desarrollar de la capacidad de observar y gestionar nuestros pensamientos, sentimientos y emociones.

Gestionar no es liberarse de ellos, es hacernos conscientes de que están ahí, darles su justo valor y movernos al cambio, desde el amor consciente, sin juicios, sin miedo y sin culpa.

Gestionar es comprender que todos hemos sido programados, pero que eso no nos condena. Tenemos la capacidad de re-calcular la información para viajar libres de equipaje por la vida.

Si cambiamos el ambiente emocional podremos reescribir nuestra vida.  Nathalie Zammatteo

Nuestros comportamientos pueden reeducarse. Nuestro cerebro se puede re-cablear y nuestras etiquetas epigenéticas se pueden invertir. Algunas trampas del pasado pueden desactivarse para mayor beneficio de nuestra salud y bienestar emocional en general.

Categorías
Sentido de la vida

La vida no tiene sentido

La vida no tiene sentido, eres tu quien da sentido a la vida, tienes el poder y las capacidades para desarrollar tus potenciales y darle ese sentido, pero en el proceso de crecer te fuiste limitando con el miedo que heredaste y las creencias que te inculcaron.

Las creencias tienen una razón de ser, pero también es necesario comprender que han limitado el desarrollo pleno de tu vida.

Darle sentido a tu vida implica sanar la forma en la que percibes el medio ambiente. Para ello debes empoderarte, darte la confianza y la seguridad para liberar aquello que limita la expresión de tus potenciales.

Esto implica estar atento a tus pensamientos y comprender que la mente te mantiene entre el resentimiento y la culpa por los errores del pasado, o en la angustia y la ansiedad por la incertidumbre del futuro.

Entrena tu mente cambiando creencias limitantes y perdonándote los sufrimientos que te has causado. Dejando de juzgar, sanando la forma en la que te percibes y percibes el mundo afuera.

Buscando otra manera de ser y de estar, emprendiendo nuevos retos y abandonando la zona de confort.

Cambiar tu estado de consciencia desde la comprensión y la trascendencia del viejo sistema de creencias, es entrenar la mente para crear un nuevo mundo de posibilidades que den sentido a tu vida.

El psiquiatra y neurólogo Viktor Frankl nos ha enseñado con su propia trascendencia que el ser humano cuenta con la libertad interior de elegir, que sean cuales fueren nuestras circunstancias podemos elevarnos por encima de nuestros condicionamientos personales, familiares o sociales. Y enfatiza que “el hombre se auto realiza en la misma medida en la que se compromete al cumplimiento del sentido de su vida”.

Categorías
Sentido de la vida

Naciste para ser feliz

Eres un ser de amor y naciste para ser feliz. No necesitas hacer cosas especiales para merecer amor y felicidad.

Naciste feliz, pero tu amor te hizo seguir un patrón preestablecido de conductas para pertenecer a un clan, por eso no cuestionaste. Pero es tiempo de preguntarte cómo quieres vivir en realidad. El verdadero amor es consciente

Te desconectaste de la alegría cuando aprendiste a ocultar tus emociones para suprimir tu propia tristeza, y la de los demás, perdiendo tu autenticidad. La verdadera alegría es ser auténtico

Te olvidaste de la fidelidad cuando te dedicaste a complacer a otros olvidándote de ti mismo. Así apagaste la luz de tu amor por ti, desconectándote del poder de tu intuición. La verdadera fidelidad es a tu intuición.

Dejaste de ser pleno preocupándote del que dirán. Dedicándote a encajar en un molde social llegaste a un vacío que te impidió desarrollar una verdadera conexión con los demás. La verdadera plenitud esta en la relación contigo mismo.

Cuando algo o alguien te lastimó, perdiste tu confianza y comenzaste a construir barreras para protegerte, sin ser consciente de que éstas mismas barreras impiden que llegue a ti el amor verdadero. La verdadera confianza es abrir tu corazón sin miedo a ser lastimado.

Cada vez que cometes un error y te castigas con la culpa estás matando tu vida. El error es siempre una posibilidad de aprendizaje. Ama tu imperfección y arriésgate a experimentar nuevas posibilidades para que sigas creciendo y aprendiendo. El verdadero aprendizaje proviene siempre de un error.

La felicidad es un estado de tu Ser, si no la estás experimentando necesitas observar desde el amor consciente lo que está limitando su expresión.

Reencuéntrate con la felicidad que hay dentro de ti y vive para ser tú, luego podrás ayudar a otros a experimentar su propia felicidad.

Categorías
Curiosidades educativas

La fábula del bambú japonés

Narra esta fábula que un agricultor japonés decidió un día plantar unas semillas de bambú.

Tenía conocimiento de que algo muy curioso sucede con el bambú japonés. Se siembra la semilla, se abona, necesita ser regada  constantemente y durante mucho tiempo no pasa nada.

Aparentemente no pasó nada con la planta durante los primeros siete años.  De manera que para nuestro agricultor fue posible pensar que las semillas no estuvieran en buenas condiciones y tendría que comenzar de nuevo.

Sin embargo, a partir del séptimo año y en un período de tan sólo seis semanas la planta de bambú creció más de 30 metros.

Entonces ¿tardó la planta sólo seis semanas en crecer? No, al árbol de bambú le tomó siete años y seis semanas desarrollarse.

Durante estos siete años de aparente inactividad, el bambú estaba desarrollando un perfecto sistema de raíces que le permitirían
sostener el crecimiento, la abundancia, el poder y la grandeza de su esencia.

Todo cambio, proyecto o aspiración en tu vida, es como una semilla de bambú. La siembras en el campo fértil de tu mente, la abonas con tus pensamientos, la riegas con tus sentimientos y al calor de tus emociones y acciones, silenciosamente va echando raíces poderosas para que sus frutos sean permanentes.

Observa cada uno de los elementos con los que cuidas tus semillas porque los frutos serán el resultado directo de ellos.

No desesperes si crees que no estás logrando aquello que deseas para tu vida, estás echando raíces.

Categorías
Salud emocional

¿Quién crea tu felicidad?

Mantener tu estado natural de felicidad depende más de la forma en que gestionas las circunstancias que la vida te da, que de las circunstancias mismas.

Tus hábitos de pensamiento y tu forma de ver la vida también afectan tu felicidad y normalmente no eres consciente de estos.

Hábitos de pensamiento que afectan tu estado felicidad.

  1. Quejarte de tus dificultades: Es un hábito inconsciente que te impide verlas como oportunidades de aprendizaje y crecimiento.

De esta manera terminas sintiéndote víctima y entregando tu poder a las situaciones.

Recuerda que el poder de crear la vida que deseas lo tienes tú, sin importar cuál sea el obstáculo que tengas que superar.

  • Mantenerte en el pasado o el futuro: Entrena tu mente a vivir en el presente. Introduce el hábito detenerte para respirar conscientemente por espacios de un minuto, durante el desarrollo de tu día.

La tendencia de la mente es siempre mantenerte o en la frustración del pasado o en la ansiedad por el futuro. Si te enfocas en el instante presente tendrás la opción de ser creador de una nueva realidad.

  • Enfocarte en lo que no tienes: Es una estrategia de tu mente que te mantiene en estado de escasez permanente.

Practica la gratitud por todo lo que acontece en tu vida, sin juzgarlos de buenos o de malos.

El acto de la gratitud contribuye a la felicidad, al optimismo y promueve relaciones sanas.

“Ni tu peor enemigo puede hacerte tanto daño como tus propios pensamientos” decía el Buda. La idea es que aprendas a entrenarla para que tus pensamientos sean creativos y saludables.

Categorías
Sentido de la vida

¿Cuál es la vida que estamos creando?

La forma en la que percibimos el mundo tiene una relación directa con nuestra forma particular de ver y entender la vida.

¿Cuál es la vida que estamos creando? ¿Somos consciente del poder y de la capacidad que tenemos de crear vida? ¿Estamos claros que todo lo que creamos lo hacemos a base información?

Tomemos conciencia, abramos los ojos y los oídos del corazón como escudos, para no permitir que cualquiera siembre en nuestra mente lo que desea.

Dejemos de ser tolerantes con la mente y tomemos conciencia de lo que permitimos que entre en ella.

Dejemos de consumir música basura, programas basura, noticias basura que han sido hechos para aplastar nuestro poder creador.

La mente es tierra fértil y todo lo que ponemos en ella como información y pensamientos, son las semillas que abonamos y regamos con nuestras emociones. Los frutos son lo todo lo que experimentamos y llamamos realidad.

Este momento común a toda la humanidad es la oportunidad más grande para tomar conciencia de la información con la que estamos resonando, vibrando y experimentando esto que vemos como realidad.

Las emociones establecen o anclan la información en nuestro sistema neurológico condicionando nuestra forma de ver y entender lo que sucede en nuestro entorno.

Para ser creadores libres de nuestra vida, comencemos por gestionar nuestro mundo emocional.

Allá afuera no existe una persona que pueda crear la vida que queremos para nosotros. Tomemos acción por nuestro mundo interior, el único mundo que podemos sanar y liberar para crear la vida que soñamos ver fuera.

Categorías
Amor consciente

Ámate sin miedo

En este siglo hemos llegado a un punto de inflexión en el que cada día hay más personas buscando, auténticamente ser lo que en su esencia son y amarse sin miedo.

En estos tiempos vemos más personas dispuestas a hacer una inversión de tiempo y de pensamiento para cambiar los patrones de creencias que los han alejado de su ser, para amarse sin miedo.

Para Ser lo que en realidad eres necesitas ir hacia tu interior “mirar hacia adentro como dice Jung, porque el que mira hacia adentro despierta, mientras el que mira hacia afuera duerme”.

Toma acción y da el primer paso

Deja de culpar a los demás y de victimizarte

  • Empieza a comprenderte y conocer tu forma particular de gestionar la vida
  • Observa y mejora la forma en la que te relacionas contigo mismo
  • Empieza a amarte, honrarte y respetarte
  • Comprende que la incertidumbre es parte de la vida por lo tanto confía y deja de controlar
  • Integra pensamiento, palabra y obra para que vivas en coherencia

Dar estos pasos requiere de valentía y honestidad porque es verdad que tenemos miedo al cambio e irónicamente a la libertad de ser los creadores de nuestra vida.